LOYOLA PRESS A Jesuit Ministry
Seprator   Seprator   Cart
    

E-Newsletter

Loyola Press on FacebookLoyola Press on TwitterLoyola Press on YouTubeLoyola Press on Pinterest

 

¿Cómo sobrevivió Jesús 40 días y 40 noches sin comer ni beber?

Algunas veces 40 minutos pueden parecernos una eternidad cuando tenemos mucha hambre y la cena aun está en el horno.
¡Por supuesto que Jesús podía realizar milagros mucho más rápido de lo que tarda la comida en cocinarse! La respuesta a esta realidad radica en nuestro entendimiento católico de la Biblia.

“El número 40 es altamente simbólico”, escribe Joe Paprocki en su libro God’s Library [La biblioteca de Dios], disponible sólo en inglés. “Recordemos que el pueblo de Israel cruzó por entre las aguas del Mar Rojo y pasó 40 años caminando en el desierto, siendo tentados constantemente debido a la falta de alimento. Jesús ha pasado ahora por las aguas de su bautismo y se dirige al desierto, donde también será tentado. Israel falló. Jesús triunfó”.

En los Evangelios vemos que Jesús enseña en parábolas, es decir, relatos que ayudan a los escuchas a identificarse con la trama de la historia y a descubrir el mensaje. De igual forma, los autores de la Biblia estaban preocupados con el punto central del relato, uniéndolo a un hecho que tuviera resonancia para el lector. El leer la Biblia teniendo esto en mente, nos ayuda a ir más allá del interés de saber si es carne azada o pizza, y nos permite concentrarnos en y con la Palabra de Dios que nos alimenta y nos sostiene.