Como este niño

Como este niño

Los discípulos le dijeron a Jesús: “¿Quién es el más importante en el reino de los cielos?” Él llamó a un niño, lo puso en medio de ellos y dijo: “Les aseguro que si no cambian y se hacen como los niños no entrarán en el reino de los cielos. El que se haga pequeño como este niño, ése es el mayor en el reino de los cielos”. —Mateo 18:1–4

Las palabras de Jesús de hacerse “como los niños” para entrar en el reino de los cielos son un poco desconcertantes, especialmente para padres de familia. A menudo se dice que Jesús quiso decir que tenemos que ser dulces y mansos como los niños. Pero los padres saben que los niños también pueden ser ruidosos y egoístas. Entonces, ¿qué quiso decir Jesús?
Los discípulos de Jesús se preocupaban por su posición social. ¿Quién es el más importante? preguntaban. ¿Qué posición ocuparé en el Reino de Dios? ¿Seré alguien de importancia?

Para responderles Jesús llamó a un niño. Los niños no tenían ninguna importancia en la Palestina del siglo I. Jesús dice que todos debemos tener la posición social de un niño, es decir, ninguna. Sus seguidores deben depender completamente de Dios, como los niños lo son de sus padres.

Esta historia tiene sentido especialmente para los padres, porque nuestros hijos dependen de nosotros para todo. Esta responsabilidad nos pesa. Cuando las preocupaciones son muchas, cuando no tenemos tiempo o dinero, entonces podemos recordar que tenemos que ser “como los niños”. Si nos presentamos ante Dios con lo que necesitamos, él no nos fallará.