Con un espíritu de gratitud

Con un espíritu de gratitud

Solanus Casey (1870-1957) fue un capuchino franciscano, originario de Estados Unidos, que pasó la mayor parte de su vida en Michigan e Indiana. Durante sus primeros años como franciscano sus superiores no creían mucho en él en relación a lo exigido para los demás miembros de la comunidad, así que decidieron asignarle el cargo de portero o guardián. Este trabajo le ofreció la oportunidad de hablar con muchísima gente. Para quienes le hablaban de sus problemas, Solanus les ofrecía consuelo y consejo. Con el paso del tiempo, la gente que hablaba con él notaba que sus problemas desaparecían, sus enfermos sanaban, y sus relaciones humanas se sanaban. Aun cuando no ocurría un cambio inmediato en sus circunstancias, se sentían mejor respecto a sí mismos y con más fuerza para enfrentar sus problemas. Hacia el final de la vida de Solanus, su pequeña asignación como portero le había hecho una figura bienamada y respetada. Cuando murió, más de 20,000 personas acudieron a su funeral. Hoy por hoy, la Iglesia lo está considerando en un proceso de canonización.

Quienes conocieron a Solanus dicen que tuvo una confianza ilimitada en Dios y creía firmemente que podíamos obtener algo bueno de cualquier situación. Una de sus frases favoritas era: “dar gracias por adelantado”. En otras palabras, confía en Dios y dale gracias sin importar lo que suceda; Dios nunca te abandona. El ser capaces de reconocer la presencia de Dios en todas las cosas y eventos ayuda a construir una fe sólida. Para Solanus, la aceptación de la voluntad de Dios, en lo bueno y en lo malo, le concedió la paz, la confianza, y una fuerza espiritual increíble. Esto se corroboró en una vida de gratitud, simplicidad y construcción de lo que Solanus creyó que era el destino de cada persona: el alcanzar una relación plena con Dios y con los demás.

Todo cuanto sucede—placentero y doloroso—presenta una oportunidad espiritual: Dios te llama a algo bueno y santo en cada experiencia. Solanus Casey dijo que una cosa que podemos intentar a cada momento es ser agradecidos.