Bendición del árbol de Navidad en familia

  

Antes de que surgiera el cristianismo, las personas consideraban que los árboles que permanecían verdes durante todo el año ahuyentaban a los espíritus malignos y se les consideraban especiales durante el invierno. No fue hasta el siglo XVI en Alemania que se colocan los árboles dentro del hogar y se decoraban para la Navidad. ¿En qué momento del año colocan el árbol de Navidad en su hogar o parroquia? Continúen esta tradición reuniéndose y bendiciendo este símbolo especial.

Pueden bendecir el árbol tan pronto lo coloquen, o pueden esperar hasta que lo hayan decorado. Cuando estén listos para hacer la bendición, reúnan a la familia alrededor del árbol y designen a alguien para que dirija la siguiente oración.

Necesitará agua o agua bendita (si hay disponible) para celebrar esta bendición.

Líder: Dios amoroso, venimos ante ti una vez más, listos para celebrar el nacimiento de tu Hijo, Jesús.

(Indiquen que todos extiendan una mano en un gesto de bendición. Rocíen agua o agua bendita en el árbol mientras rezan la siguiente oración).

Líder: Bendice este árbol, este signo de vida, frescura y perseverancia en nuestro medio. Que sea un recordatorio de que naces en nosotros cada día. Bendice a nuestra familia y nuestros amigos a medida que celebramos este tiempo de alegría. Guárdanos en nuestros viajes, amables en nuestras conversaciones y amables al dar y recibir. Te lo pedimos con confianza, porque sabemos que nos amas.

Todos: Amén.

(Canten un villancico favorito, como “Arbolito de Navidad” o “Regocijad, Jesús nació”).